¿De camino a la cronicidad o a la vitalidad?

POST7Tenía ganas de escribir un artículo sobre esto, es algo que me gustaría hacer llegar a la gente y que juntos podamos abrir los ojos poco a poco para llegar a un mundo mejor donde entendamos la salud y nuestro cuerpo.

Hay tantas cosas que veo a mi alrededor que van en contra de nuestra naturaleza y me tocan, sobretodo en cuanto a los niños se refiere pero he aprendido a que deje de afectarme de la manera que lo hacía y respetar que cada uno  es responsable de su salud.

Como ya os he comentado alguna vez, hemos dejado de saber escuchar a nuestro cuerpo, aunque nacemos con ese don, sino observar a los niños cuando están malos, como saben como manejar su cuerpo y  dejan de comer para poder sanarse y respetan las leyes naturales de curación.

Pero al no estar bien guiados llega un momento que dejamos de escucharnos y de saber que necesidades tiene nuestro cuerpo, que alimentos necesita o si pide descanso y ayuno para sacar las toxinas necesarias.

Daros cuenta que hasta el más mínimo proceso agudo como es un catarro es necesario para sacar de dentro hacia fuera materias tóxicas de forma natural y lo que no debemos de hacer es frenarlas o interferir en ese proceso tomando medicación, porque lo que estamos haciendo es que esas toxinas vuelvan al mismo sitio y de manera más profunda. Pero  nuestro cuerpo buscara la manera de sacarlas de otra forma.

Debemos de saber acompañar ese proceso, descansar y no sobre alimentarnos sino en el caso de un catarro por ejemplo,  escucha a tu cuerpo, no comas y descansa o toma  caldos y zumos naturales. Esa es la manera de sanar pero debido a la vida que llevamos es difícil, tenemos que seguir el ritmo aunque nuestro cuerpo nos diga lo contrario y por esa estamos yendo de manera opuesta a nuestra naturaleza.

Por eso cada vez estamos más enfermos, desde pequeños no respetamos esos procesos naturales y además consumimos grandes cantidades de productos preparados, llenos de azúcares y harinas refinadas. Observar todos los  productos encarados a la infancia que ofrecen las grandes marcas, productos llenos de azúcares y productos refinados, llenos de conservantes y colorantes.

Como no vamos a estar cada vez más enfermos? si lo que hacemos es no respetar las vías naturales de sanación y además aportamos mucha comida que no es alimento, carente de vitaminas y minerales.

Creo que el primer problema es la falta de conciencia que hay en todo ello y el bombardeo por parte de las cadenas alimenticias que hay a nuestro alrededor, la falta de información y como nos hacen creer que esos productos son “sanos”.

Yo,  desde que nació mi primera hija he luchado contra viento y marea porque no consumiera todos estos productos  pero al final he tenido que ceder porque es muy difícil, tenía la sensación de luchar contra una sociedad entera y ello traía angustia, claro que ella tiene que experimentar y probar pero no hacerlo formar parte de su alimentación y porque tiene que ser tan difícil hacer entender eso? como hemos podido llegar hasta aquí, a estar tan desconectados de nuestras necesidades.

Ella tiene todas esas tentaciones a su alrededor, sus amigos lo comen y no entiende porque ella no puede..¿pero realmente somos conscientes de todo lo que se comen diariamente desde pequeños? Grandes cantidades de azúcares en todos los productos , yogures, zumos, galletas, dulces, chucherías, batidos…claro que a ellos les encanta pero no somos realmente conscientes del daño que hace a sus células y como generación tras generación crece más enferma.

Nuestro cuerpo esta sobrecargado de toxinas debidos a todos los productos refinados que comemos desde pequeños, de azúcares, de conservantes, de productos des mineralizados. Nuestros cuerpos enferman porque dejamos de amarlos, no sabemos cuidarlos ni quererlos, creéis que si verdaderamente desde pequeños nos enseñaran a respetar nuestro cuerpo que es nuestro gran templo comeríamos como lo hacemos? Para mi es una gran asignatura pendiente, deberíamos de educar mucho sobre nuestra alimentación y saber respetar nuestros cuerpos. Además de dar gran ejemplo nosotros los adultos.

Observemos una cosa a nuestro alrededor, cada vez hay más niños con sobrepeso y con enfermedades crónicas, cuantos niños conocéis con pieles atópicas? con bronquitis recurrentes, con infecciones una detrás de otra y tomando antibióticos cada dos por tres. Todo esto es nefasto para nuestra salud, va en contra de la ley de auto curación de nuestros cuerpos, es el principio de enfermedades crónicas futuras.

Todo esto es algo que me remueve muchísimo porque realmente no hay conciencia de como funciona el cuerpo humano de como sanarlo y estamos normalizando la enfermedad crónica desde bebés. Me gustaría hacer llegar esto tan importante a mucha gente.

Podéis empezar a cambiar hábitos y ver vosotros mismos como poco a poco desaparecen síntomas y vuestros cuerpos se desinflaman, como se pueden arreglar problemas de estreñimiento, como vuestra piel mejora, vuestra vitalidad y vuestra energía.

Y ver como las infecciones se pueden acompañar en lugar de cortarlas, hay mucha información de todo ello o sino podéis ir algún naturista o preguntarme a mi lo que necesitéis.

Observar cuando vais al médico, ¿os pregunta como os alimentáis? ¿se interesa por vuestros hábitos o simplemente tiene un medicamento para cada síntoma por protocolo sin ver realmente como funcionáis? Cada paciente es diferente y esos síntomas pueden venir de muchos sitios, no conocen la verdadera auto curación de nuestros cuerpos.

Y la intención no es hablar mal de la medicina alopática sino de haceros llegar como saber escuchar vuestros cuerpos, como empezar a verlo desde otro punto de vista y poder llegar a la gente de que existe otra manera de estar saludable, no tapando con medicación sino sanando de verdad nuestras células.

Además he de recalcar que generación tras generación nacemos más tóxicos por lo que heredamos de nuestros padres. Por ejemplo si los padres se alimentan con grandes cantidades de harinas refinadas o azúcares y tiene debilidad en sus hígados y flora intestinal, nuestros hijos heredan esas patologías y además no sanamos eso sino que lo intoxicamos más con medicación y alimentos que no nutren.

Que importante sería que desde pequeños nos enseñaran todo eso de verdad, que creciéramos sabiendo escuchar nuestras necesidades nutritivas y supiéramos entender las señales que nos da nuestro cuerpo.

Si verdaderamente pudiéramos entender que las enfermedades y los males que padece la humanidad son responsabilidad de nosotros mismos y solo nosotros somos responsables de nuestros estado, llegaríamos a corregir nuestros hábitos sin esfuerzo. Daros cuenta que la mayoría de la sociedad no esta dispuesta a ello y solo busca una panacea que alivie todos los males sin implicarse en su propia salud.

Además de la alimentación, nuestro estado de ánimo y emociones también genera toxinas.

Debemos de saber escuchar nuestro cuerpo tanto a nivel emocional como nutricional, cuidar nuestro templo, aportarle alimentos llenos de energía y vitalidad y saber aportarle emociones positivas que son las que nos dan vida. Disfrutar de cada instante y amarnos.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s