UN PASITO MÁS HACIA EL EQUILIBRIO EMOCIÓN Y NUTRICIÓN

252811245_1

Hace unos días veía un vídeo que hablaba de las emociones donde explicaba claramente que al no escucharlas y sentirlas  se forman bloqueos energéticos en diferentes partes de nuestro cuerpo y así poco a poco vamos enfermando.

Las emociones atrapadas son emociones que se han enquistado, es decir, que se han quedado atrapadas en una parte concreta del cuerpo y no se han liberado, formando así un bloqueo que impide que fluya nuestra energía correctamente.

Lo que viene a decir   es que no es malo sentir rabia o miedo, no hay emociones negativas, lo que nos hace daño es tapar esas emociones, haciendo  una bola más grandes y formando bloqueos energéticos donde no escuchamos esa emoción y la dejamos ir.

Os voy a poner un ejemplo, muchas veces sentimos miedo pero no sabemos ni definir que es miedo, no nos hacemos cargo de esa emoción sino que pensamos que quizás no sea el momento de hacer esto o aquello y ponemos excusas sintiendo cada vez más que falta algo dentro tuyo.

Si en ese momento que sientes esa emoción, te haces consciente de ella, solo piensas en este momento presente y te pones la mano en el pecho y pregunta que siento? Tengo miedo, miedo a que? y lo verbalizas, estás sintiendo la emoción y puedes hacerte cargo y soltarla. El problema no es sentir miedo, lo mejor que puedes hacer es verbalizarla para poder avanzar y no enquistarla.

Eso nos desconecta cada vez más de nosotros mismos, creando capas a nuestra verdadera esencia, llegando el momento que no sabemos vivir, ni escuchar nuestras necesidades vitales, ni nombrar nuestras emociones, ni alimentarnos según nuestros estados o necesidades.

Como os he dicho varias veces, hemos perdido el poder de autosanarnos como lo hacían nuestros antepasados, donde sabían que alimentos comer en cada estación y situación, donde sabían donde ayunar siempre escuchando a su cuerpo y respetándolo.

Hemos llegado a un punto que por regla general  se comen alimentos llenos de tóxicos y desmineralizados donde nos generan mucha toxicidad y a la vez puede generarnos emociones “negativas” como enfado continuo, ansiedad, etc.. y todas esas “alarmas” las tapamos con medicinas que a la vez nos intoxican más.

Hemos de ver todos esos síntomas como alarmas que nos manda nuestro cuerpo diciendo ESCUCHATE, SIÉNTETE, PARA UN MOMENTO, MEDITA, VIVE! Pero estamos tan ocupados y tan acostumbrados a tapar todas esas emociones que no somos conscientes.

Pensar que el DOLOR FÍSICO ES EL RESULTADO DE GUARDAR MOLÉCULAS EMOCIONALMENTE NEGATIVAS.

Vi una parte muy interesante donde vi claro que voy a ponerme a trabajar en ello ya que eso me ayudará a tratar al paciente de manera más holística, donde hablaba de como tratar las emociones a través de los colores de los alimentos.

  • Cuando sientes rabia o ira, se liga al color rojo, entonces debemos comer alimentos de color verde para equilibrar esa emoción y  a la vez el color verde esta ligado con el chakra 4 que es el del corazón.
  • Cuando sientes ansiedad o un estado depresión, come alimentos de color amarillo como la piña o el plátano y sal al sol un rato cada día. El color amarillo nos trae alegría a nuestro cuerpo.
  • Los alimentos rojos son poder y amor.
  • Tomar cacao tres días antes del período pero cacao puro y orgánico disminuye el dolor y los altibajos emocionales de la regla.

Estos son algunos ejemplos como a través de lo que nos aporta la naturaleza podemos sanarnos nuestros síntomas o bloqueos.

También algo muy interesante es como relacionaba los limones al hígado, como ya os he comentado alguna vez el hígado ocupa una primera línea a la hora de purificar el cuerpo con lo es un órgano donde pasan muchas toxinas y unos de los órganos más dañados.

El hígado produce aniones (bilis) y la única comida que tiene aniones son los limones.

Además de todos los tóxicos que ingerimos, la falta de felicidad debilita la función del hígado y el hígado esta unido directamente con la piel.

Para purificar el hígado saca tu cuerpo al sol para que a través de tu piel produzca moléculas emocionales que se dirigen al hígado, la vitamina D, pero además de eso el zumo de limón al llevar aniones hace que el hígado entre en mitois o división celular y así se recupere.

Tomar 1 zumo de limón natural cada mañana durante 90 días y así podréis purificar vuestro hígado.

Trabajaré sobre todo esto para poder aportar más información y ayudar a mis pacientes a sanarse ellos mismos, a saber escuchar sus cuerpos y sentirse cada vez mejor, que en realidad es mi única finalidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s